fbpx
 

¿Cuáles son las alternativas para financiar un inmueble?

Una de las cosas principales que nos frena a la hora de decidirnos por comprar un inmueble, suele ser la falta de financiación y el desconocimiento o las dudas de las alternativas con las que podemos contar para financiar un inmueble.

 

Entendiendo que la financiación al contado no está al alcance de todo el mundo, la mayoría opta por financiar la compra de un inmueble a través de un préstamo hipotecario, y es aquí donde suelen surgir dudas con respecto a cuál es la hipoteca que más nos conviene, para ello los aspectos más importantes a la hora de decidirte por una hipoteca son los siguientes:

 

  • El capital: o lo que es lo mismo el dinero que presta el banco, es muy importante tener en cuenta que salvo excepciones, las entidades bancarias solo conceden el 80% del valor de tasación del inmueble.
  • El interés a pagar: que dependiendo el tipo de hipoteca será fijo o variable y que es un factor determinante que afecta a la cuota mensual.
  • El plazo del préstamo hipotecario o el tiempo en el que vamos a devolver el capital junto con los intereses.
  • Las comisiones inherentes a un préstamo hipotecario: entre las que se incluyen la comisión de apertura, la comisión de amortización anticipada, la novación, la subrogación y la comisión por riesgo de tipo de interés.
  • Las vinculaciones que a menudo ofrecen las entidades bancarias en forma de productos, entre los que se incluyen el seguro de hogar (obligatorio en el caso de una vivienda con hipoteca), el seguro de vida o el plan de pensiones, y que aunque en un principio sirvan para rebajar interés, si tenemos una gran cantidad de productos vinculados, aumentará el precio total del préstamo hipotecario.

 

Una vez que tenemos claro los factores que pueden determinar la elección de una u otra hipoteca también existen varios tipos de préstamos hipotecarios según diferentes aspectos:

 

  • Atendiendo al tipo de interés: es el caso de las hipotecas a tipo fijo, en las que como su nombre indica, tenemos una cuota fija durante todo el tiempo que dura el préstamo bancario, las hipotecas a tipo variable donde se revisa la cuota mensual cada 6 meses o cada año, dependiendo de la hipoteca y en base a un índice de referencia (que normalmente es el Euribor) y las hipotecas a tipo mixto que son una combinación entre la hipoteca fija y la variable.
  • Atendiendo al tipo de cuota: entre las que encontramos:
    • La cuota blindada, donde la cuota se mantiene constante durante toda la hipoteca independientemente de ser un tipo de hipoteca variable, y lo que varía es el plazo.
    • La cuota final, donde el porcentaje de deuda pendiente se pagará en la última cuota (normalmente un 30%).
    • La Interest Only que es la que suelen utilizar los inversores extranjeros, en la que solo se están pagando los intereses durante toda la hipoteca y no se amortiza el capital.
    • La cuota creciente, donde va creciendo la cuota con un porcentaje fijado (entre un 1% y un 2%) junto con la variación normal del tipo variable en cada revisión.
  • Atendiendo al tipo de cliente: existen determinadas hipotecas en función del tipo de cliente, como por ejemplo las hipotecas para jóvenes, que suelen ser solicitantes con una edad entre 30 y 35 años, las hipotecas establecidas para determinados colectivos, como por ejemplo, los funcionarios, los empleados de grandes compañías, etc., las hipotecas para no residentes, normalmente para extranjeros que fijan su segunda residencia en nuestro país.
  • Atendiendo el tipo de inmueble: también existen diferentes hipotecas en base al tipo de inmueble que se va a financiar, como por ejemplo pisos o viviendas pertenecientes a entidades bancarias, hipotecas para VPO públicas o privadas, hipotecas para bienes urbanos o rústicos, hipotecas para suelo y las hipotecas para adquisición tanto de una primera vivienda como vivienda habitual, como de una segunda residencia.

 

No todas las entidades bancarias conceden todos los tipos de préstamos hipotecarios, por eso, lo mejor que podemos hacer, es consultar las diferentes ofertas, dependiendo de nuestras circunstancias y elegir la que mejor nos convenga.

 

En Casal Inmobiliaria contamos en nuestra página web con una pestaña financiera en la que podrás encontrar una calculadora de hipotecas que te ayudará a saber el importe que tendrías que solicitar, así como las cuotas mensuales a pagar dependiendo del importe del interés y de los años que dure el préstamo hipotecario.

Asimismo, incluimos entre nuestros servicios, la gestión de la financiación gratuita para todos los compradores de vivienda que confíen en nosotros para encontrar la casa de sus sueños.

 

Cuota

Elias

Deja tu comentario

>